Skip to content

Judíos de España en la ciudad de Marrakech – pasaporte portugués a exiliados de España

Jonathan Gavrielov

El asentamiento judío en Marrakech comenzó hace unos mil años. La comunidad conoció a lo largo de los años subidas y bajadas debido a la gran cantidad de matanzas, asesinatos y epidemias locales. A fin del siglo XIV; unos cien años antes de la Expulsión de España, llegaron multitud de judíos de territorios españoles como Aragón, Castilla y Cataluña. Estos impusieron un nuevo y elevado nivel en el judaísmo de Marrakech en todo lo que respecta al estrato social e influencia local. Cien años más tarde, los expulsados de España inundaron la ciudad y absorbieron de forma inmediata a la comunidad local.

El despacho de abogados de inmigración a Portugal asiste en el proceso de emisión del pasaporte portugués a exiliados de España. Los judíos provenientes de Marrakech tienen derecho al pasaporte portugués como se explicará en el siguiente artículo. En la medida es que ustedes se encuentren entre estos judíos, nuestro despacho se complacerá en presentar sus solicitudes a las autoridades portuguesas.Judíos de España en Marrakech

Judíos de España en la ciudad de Marrakech

El comienzo el asentamiento judío en la ciudad de Marrakech ocurrió junto a la fundación de la ciudad en el año 1069. En los primeros trescientos años de su existencia, los judíos sufrieron muchas veces de la dura mano de los gobernadores musulmanes fundamentalistas, que deseaban arraigar su fe entre los ciudadanos extranjeros del reinado. De todas maneras, la multitud de judíos no evitó llegar a la ciudad para formar parte y abrigarse bajo el manto de sus sabios.

Marrakech fue durante muchos años la capital del reinado marroquí por lo que también actuó como una ciudad central de comercio. Su ubicación en el cruce de caminos de esta tierra, era una intersección de sendas entre Europa y el mundo musulmán. Los judíos de España que eran personas de letras y mantenían amplias relaciones comerciales, se adaptaron de forma natural al ambiente de negocios en la ciudad. Esto sucedió cuando llegaron a ella primero a comienzos del año 1391, como consecuencia de las revueltas de ese año que tuvieron lugar en toda España.

En la Edad Media, Marrakech se hizo famosa especialmente en la zona del occidente europeo, países como por ejemplo España, Francia, Provenza, Italia y más. Esta es la razón por la que, en el año de la expulsión de España en 1492, miles de judíos decidieron inmigrar a ella. Entre los muchos judíos se encontraban un gran número de rabinos conocidos como el rabino Yehuda Abarbanel, rabino Itzhak Daloya, rabino Efraim Alankave, rabino Shlomo Ben Taamzot y más.

Obra de los judíos de España en Marrakech

Dos años después de su llegada a la ciudad en el año 1494, en otra ciudad marroquí de nombre de Fez se publicaron las reglas de los expulsados. Las regulaciones fueron redactadas por la comunidad de rabinos españoles y definieron las leyes de la Halachá, el modo de vida español sobre todas las ciudades de marroquíes sobre las que se asentaron los exiliados.

Debido al alto estrato español de Marrakech, las regulaciones llegaron rápidamente también a ella y definieron inmediatamente la nueva forma de vida judía en ella. Desde el año mencionado comenzó de manera formal un proceso de españolización entre los judíos de Marrakech. Es importante indicar que la asimilación entre los judíos de la ciudad fue más rápida que en la mayoría de las ciudades de Marruecos.

Las regulaciones fueron escritas en su mayoría en ladino y dictaron un nuevo orden de la Torah para todo el judaísmo de Marrakech. La comunidad de residentes en la ciudad fue asimilada en poco tiempo en la comunidad española mientras que los asientos del tribunal tomaron a los rabinos españoles que eran considerados más idóneos que los locales en leyes halájicas. Familias españolas tomaros las riendas del liderazgo y dirigieron a las comunidades en todo lo que respecta a sus necesidades materiales y espirituales. A las familias de ascendencia española se les atribuye como ejemplo las familias Korkos, Pinto, Nachmias, Biton, Peretz, Rosillo, Benbenishti, Azulay, Maman, Halevi, Ohana, Daluya y más.

Llegada de los expulsados de Portugal a la ciudad – judíos de España en la ciudad Marrakech

En el año 1497 tuvo lugar otra expulsión en la península ibérica, esta vez en Portugal, vecina de España. E igualmente como en la primera, llegaron judíos de Portugal a Marrakech y concentraron aún más el asentamiento español-portugués en ella. Se fundaron sinagogas, junto a Yeshivot, Mikvaot (baños rituales), Beit Midrash y mataderos, de la misma manera en la que existían en España previo a la expulsión.

Debemos recordar que la mayoría de los judíos portugueses eran judíos españoles que encontraron refugio en Portugal luego de su expulsión de España. Estos se integraron de forma natural con sus hermanos españoles que llegaron a Marrakech y ayudaron a aumentar la comunidad de forma significativa. Esto junto al prestigio que trajeron a la ciudad con su arribo. La posición de los judíos de la ciudad se modificó de forma significativa con la llegada de los expulsados. Inmediatamente comenzaron los judíos a ocuparse en el comercio, importación, medicina, traducción y otras profesiones que incluían la alta cultura.Judíos de España en Marrakech

Actividad del gobierno local para los judíos de Marrakech

En el año 1557, auspiciado por el gobierno Saadí se decidió construir para los judíos de la ciudad un gueto propio. Esta es la razón del rápido y repentino crecimiento de la ciudad. El gueto fue llamado Malach y contenía unos 25.000 judíos en total. A pesar de ello, poco después de este año, la comunidad fue gravemente atacada por una epidemia de la que sufrió Marruecos (aparentemente Malaria). Miles murieron en su transcurso y muchos otros abandonaron la ciudad. Pasarían más de trescientos años hasta que la comunidad se recupere.

El gobierno de los Saaditas valoraba a los judíos por su gran trabajo en el rubro de comercio, hasta definirlos como los agentes de comercio casi exclusivos del palacio real. Los judíos eran nombrados y cumplían funciones de gestores de industrias locales y triunfaron también en el rubro del comercio de azúcar, tinturas, sal, carnes y más. Así continuó hasta fin del siglo XVII, es decir, hasta que subió la dinastía alauí en Marruecos. Esta dinastía fue la responsable de las matanzas causadas a los judíos de la ciudad durante años.

Posición de la ciudad y sus judíos durante los últimos trescientos años

Hacia el final del siglo XVII disminuyó la posición de la ciudad cuando la dinastía alauí decidió trasladar la capital a la ciudad de Fez. A pesar de esto, la ciudad preservó su condición como centro de vida y comercio importante entre las ciudades de Marruecos. Tuvieron lugar reuniones fructuosas, junto a centros plegados de sabios de la Halachá y la Kabala, especialmente entre las familias Pinto y Korkos.

De manera reiterada, desde el siglo XVIII y a lo largo de casi todo el siglo XIX, los judíos de la ciudad cumplieron una función determinante en la economía local, así como en la vida social y política que los iluminaron después de años de que los gobiernos dificultaran sus condiciones. Por otro lado, se reportó de reiterados intentos por parte de los musulmanes extremistas de imponer su religión sobre los judíos de la ciudad en el siglo XIX.

A comienzos del siglo XX, el número de judíos en la ciudad se situaba en casi 26.000, y de hecho Marrakech era la ciudad judía más grande de Marruecos. En las décadas del 30′ y 40′ comenzaron procesos de inmigración acelerados entre los judíos de la ciudad a la Tierra de Israel, cosa que también fue posibilitada por el protectorado francés.

Según las diferentes estimaciones, existen hoy unos cien mil descendientes de los judíos de Marrakech. Estos sin duda tienen derecho al pasaporte portugués basándose en su origen marroquí-marrakechí. Los judíos de la ciudad de forma general eran descendientes de judíos sefaradíes y por ello cumplen con los diferentes parámetros para recibir el pasaporte portugués, parámetros que definió la comunidad judía en Portugal. Si ustedes también son parte de ellos podremos asistirles para recibir el soñado pasaporte europeo que se ha convertido en el deseo de tantos israelíes.

Contáctense – pasaporte portugués a exiliados de España – judíos españoles en la ciudad de Marrakech

La emisión del pasaporte portugués para descendientes de expulsados de España en nuestro despacho de abogados. Nuestro despacho posee gran antigüedad y experiencia en el ámbito de la inmigración y ya ayudó a miles de israelíes y extranjeros a recibir la ciudadanía portuguesa. Para más información, llámenos o escriban por correo electrónico, nos complacerá ayudarlos. Además, tratamos todos los papeles y los diferentes documentos a lo largo de todo el proceso. Para más información, llámenos o escribanos por correo electrónico, nos complacerá ayudarlos.

Expulsados de España en Fez

: 03-3724722

        055-9781688

 [email protected]

מאמרים מומלצים

Contáctenos

Scroll To Top